Tipos de Maltrato

Los diferentes tipos de violencia o maltrato son: la violencia física, psicológica, sexual y económica.

  • Violencia Física

    Es la violencia que se comete directamente en el cuerpo de la persona, son las agresiones que se hacen con las manos, el puño, las uñas, los pies, armas blancas u otros objetos al alcance del agresor. Este tipo de violencia puede ser fácil de observar por las huellas que deja en el cuerpo, pero también pueden ser golpes leves que no dejan huella aparente, pero que repetidos con frecuencias, también minan la salud de la víctima.

  • Violencia Psicológica

    La violencia psicológica daña directamente el valor, la estima y la estabilidad emocional de la persona que la sufre, son las humillaciones, insultos, menosprecio, abandono, amenazas, omisiones, silencios y otras conductas similares a las que se somete cotidianamente a una mujer y a otros miembros vulnerables de la familia, y que tienen repercusiones de tipo psicológico, y seguramente en toda la salud de la persona que las sufre.

  • Violencia Sexual

    La violencia sexual atenta contra la libertad sexual que se refiere a la capacidad de autodeterminación de mujeres y hombres sobre su vida sexual y reproductiva, teniendo en cuenta los derechos de los demás.
    La libertad entraña la capacidad de elección, control y la responsabilidad acerca de los asuntos que competen con la sexualidad y la vida reproductiva incluidos la salud sexual y la salud reproductiva sin sufrir discriminaciones, coacción o violencia.
    Es la forma de violencia que produce un impacto emocional más grave puesto que atenta contra la intimidad, la dignidad, la imagen, la estima y la libertad de la persona.
    El abuso sexual de la mujer al interior de la familia reviste la mayor gravedad no sólo por su frecuencia, sino por los vínculos afectivos de intimidad y confianza que se tienen con el agresor y porque es más difícil de evidenciar y visibilizar.

  • Violencia Económica

    Este tipo de violencia se refiere al control que tiene el hombre hacia la mujer por medio del chantaje económico. El hombre administra y maneja el dinero, las propiedades y en general todos los recursos de la familia a su libre conveniencia. Esta violencia se traduce en algunas de las siguientes conductas:
    – Tener que decirle siempre en qué, cuándo, dónde, con quién y cuánto se gasta.
    – No manejar, ni tener dinero en ninguna situación.
    – Privarte a ti y a tus hijos y/o hijas de sus necesidades básicas por mantener a otra mujer y/o familia.
    – Negarse a aportar el gasto o la pensión alimenticia aún cuando tenga posibilidades de hacerlo.
    – No permitirte tomar decisiones que implican dinero.
    – Reclamarte o recriminarte los gastos que haces.
    – Quitarte o disponer sin tu consentimiento de tu salario, herencia o ahorros.
    – Tener todas las propiedades derivadas del matrimonio a su nombre.

  • Manifestaciones de la violencia y maltrato físico

    Empujones, bofetadas, puñetazos, patadas; arrojar objetos; estrangulamiento; heridas por armas; sujetar, amarrar, paralizar; abandono en lugares peligrosos; negación de ayuda cuando la persona está enferma o herida, entre otros.

  • Manifestaciones e violencia psicológica o emocional

    Gritos, amenazas; aislamiento social y físico; celos extremos; intimidación, degradación y humillación; insultos, críticas constantes, acusaciones falsas, chantajes, miedos enfundados, atribución de culpas por todo lo que pasa, ignorar o no dar importancia o ridiculizar las necesidades de la víctima; mentiras; llevar a cabo acciones destructivas.

  • Manifestaciones de violencia sexual

    Forzar a la persona a tener relaciones sexuales o practicar actos sexuales; llevar a cabo actos sexuales con una persona inconsciente o que tiene miedo de negarse; lastimar físicamente durante el acto sexual; forzar a la persona a tener relaciones sexuales sin protección contra un embarazo y/o una enfermedad de transmisión sexual; acusar a una persona de realizar actividades sexuales con otras personas; obligar a ver películas o revistas pornográficas; forzar a la pareja a observarla mientras tiene relaciones sexuales con otra persona.

  • Manifestaciones de violencia económica

    Hacer que la persona tenga que dar todo tipo de explicaciones cada vez que necesita dinero; dar menos dinero del que se necesita a pesar de tener liquidez; mentir diciendo que no hay dinero para gastos que la persona considera importantes; gastar sin consultar; disponer del dinero de la persona (sueldo, herencia, etc.); propiedades derivadas del matrimonio estén a nombre de una sola persona.

    Considerando lo anterior, en el momento en el que una persona se vea expuesta a cualquiera de estos tratos en alguna de sus formas, puede hablarse de que está siendo víctima de violencia o maltrato, y lo más paradójico de esta situación, es que un alto porcentaje de estos tratos provienen del interior de las familias y más específicamente entre las parejas o conyugues, en este sentido, es difícil aceptar que una persona de la que se espera amor  y consideración, sea la misma que pueda llegar a causar tanto daño, sin embargo, muchas mujeres lo padecen y viven esta realidad a diario.